Password Manager

 

Ya escribimos un articulo sobre la importancia de las credenciales y las medidas básicas que debiamos de aplicar Principios de Seguridad. Contraseña.

 

Es difícil recordar todas las contraseñas sin repetirlas debido al gran número de cuentas que hay que manejar actualmente en infinidad de aplicaciones, y más aun si hay que modificarlas cada cierto tiempo.

 

Pues una sencilla solución es un administrador de contraseñas (en inglés “password manager”) que se llama Keepass. Permite almacenar las contraseñas en un archivo encriptado que solo se puede descifrar con una única contraseña que hay que aprender. La pega es que si se quiere instalar en linux o en mac tiene que ser con wine o con mono. Para linux y dispositivos móviles se pueden encontrar distribuciones no oficiales en la zona de descargas.

 

 

En la página encontrareis multitud de plugins. No se va a entrar en detalle en ninguno porque tienen gran variedad de funciones y están clasificados, la mayoría en inglés, pero podeis probar el que queráis. En otro articulo profundizaremos algo más.

 

Pues una vez se haya descargado e instalado la aplicación, existe la opción de cambiar el idioma. Solamente hay que descargar el paquete del idioma deseado de la página oficial, descomprimirlo e introducirlo en la carpeta donde esté el ejecutable, que por defecto debería ser C:/Archivos de programa/KeePass Password Safe 2. Después en View/Change Language seleccionar la lengua a utilizar, cuyo cambio se hará efectivo en el siguiente inicio de la aplicación. En inglés se maneja bien también.

 

 

 

Ahora toca crear un archivo de base de datos que es donde van a ir las contraseñas, pero encriptadas. Haciendo clic en Archivo/Nuevo se genera y se guarda en el lugar deseado. Por defecto la aplicación va a nombrar al archivo DataPasswd.kdbx.

 

 

Al guardarla va a solicitar la contraseña maestra, que es con la que accedereis a todas las demás. Esta contraseña si que hay que trabajarla y tiene que ser fuerte, es decir, elevado número de caracteres y que combine mayúsculas, minúsculas, números y otros caracteres. No vale apuntarla en un post-it ni en el móvil ni en ningun sitio, lo ideal para aumentar la seguridad es memorizarla. Tampoco hay que olvidarla.

 

Se pueden elegir otras opciones, además de la contraseña maestra, pero pueden ser más problematicas o más vulnerables.

 

 

Al observar la interfaz esta compuesta por un panel izquierdo que tiene una estructura jerarquica en la que se pueden añadir y/o eliminar todas las carpetas/grupos que sean necesarias/os para clasificar mejor.

 

 

Luego dentro de cada grupo se crean llaves que son las que van a contener las contraseñas. En Editar/Agregar entrada se crean, o bien en la barra de herramienta donde aparecen los iconos más utilizados. Insertar una descripción, un nombre de usuario y la contraseña, que puede ser generada automaticamente, estableciendo las opciones en la llavecita con una rueda dentada, o bien escribirla manualmente.

 

 

A la hora de utilizar la contraseña almacenada se puede presionar sobre la misma con el boton derecho y copiar usuario o contraseña. Hay que decir que la contraseña se almacenada en el portapapeles durante solamente 12 segundos por defecto, para poder pegarla donde se necesite.

 

 

Basicamente es esto. Con una contraseña almacenar todas las que queráis. Espero que disfrutéis con esta herramienta y no olvideis cambiarlas con frecuencia, la maestra también.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *