Activar la pantalla de bloqueo de Windows


Esta vez os ofrecemos un consejo de seguridad, que por si solo, con poco esfuerzo y adquiriendo el hábito se convierte en una buena práctica.

En ocasiones cuando se tienen las sesiones abiertas y hay que ausentarse unos instantes, se exponen todos los datos a cualquiera que en un momento puede comprometer el sistema.

Una solución muy fácil y útil es presionar la tecla Windows y la tecla “L” a la vez.

Espero que lo utilicéis.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *